La salud de nuestros mayores también es esencial

por | Oct 11, 2023 | Salud visual | 0 Comentarios

La visión es uno de los tesoros más valiosos que poseemos, y a medida que envejecemos, su cuidado se vuelve aún más crucial. Con el paso del tiempo, al igual que nuestra piel, nuestro pelo, y nuestro cuerpo en general, nuestros ojos también experimentan cambios naturales; al igual que pasa con nuestros oídos. 

Nuestros mayores han acumulado una larga experiencia a lo largo de los años, y disfrutar de una buena salud visual es esencial para mantener su calidad de vida. Por esa razón, es importante saber que con cierta edad, es importante someterse a revisiones periódicas, para así poder detectar posibles problemas, y no debemos restarle importancia a la salud de nuestros mayores.

Así en Óptica Rola, contamos con servicios ópticos y de audiología, con lo que podrás mantener una buena salud para seguir disfrutando tengas la edad que tengas.

La importancia de las revisiones frecuentes

Con los años, la presbicia, las cataratas, el glaucoma y enfermedades como la degeneración macular se vuelven más comunes en personas mayores.

Estos problemas pueden tener un impacto muy negativo en la calidad de vida de nuestros mayores, dificultando tareas como la lectura, la conducción o el reconocimiento de rostros y objetos.

Las revisiones oftalmológicas regulares con un especialista nos permiten detectar estos problemas en sus etapas iniciales, lo que facilita su tratamiento y previene la progresión de la enfermedad. Además, pueden ayudar a identificar condiciones médicas subyacentes, como la diabetes, que pueden afectar también a la visión.

Cómo detectar posibles problemas

 Si cuidas a una persona mayor, es importante estar atento a las señales que podrían indicar problemas de visión, ya que un diagnóstico temprano es clave para garantizar que nuestros mayores conserven una visión óptima y continúen disfrutando de la vida al máximo. Estas señales pueden incluir:

  • Dificultad para leer: Si notan que necesitan sostener el libro o el periódico a una distancia considerable para poder leerlo, esto podría indicar presbicia u otros problemas de visión.
  • Cambios en la percepción de colores: La visión de colores puede deteriorarse con la edad. Si notan que tienen dificultades para distinguir ciertos tonos o que los colores parecen menos brillantes, podría ser un signo de degeneración macular o cataratas.
  • Visión borrosa o nublada: La visión borrosa puede ser causada por una variedad de afecciones oculares, como cataratas o glaucoma.
  • Mayor sensibilidad a la luz: Si nuestros mayores se quejan de que la luz les molesta más de lo habitual, esto podría ser un signo de problemas oculares.
  • Dolor o molestias oculares: El dolor o la incomodidad en los ojos no deben ignorarse y deben ser evaluados por un oftalmólogo.

Qué hacer en estos casos

 En ocasiones, las personas mayores pueden pensar que ciertos cambios en su visión son simplemente una parte inevitable del envejecimiento y no buscan atención médica. Sin embargo, esto podría significar que están pasando por alto condiciones tratables que podrían mejorar su calidad de vida.

Es fundamental recordarles que su salud ocular es valiosa y que realizarse revisiones oftalmológicas de forma regular cuando llegan a cierta edad, o cuando empiezan a notar algunos síntomas de los mencionados anteriormente, son la mejor manera de garantizar una visión saludable en su etapa de edad más avanzada.