5 señales de alerta para saber si necesitas gafas para cerca

por | Oct 11, 2022 | Problemas ópticos | 0 Comentarios

¿Veo mal? Aprender a darse cuenta

Es muy común ir perdiendo visión con la edad. Esto suele ser un proceso gradual y progresivo. Por eso, a veces nos cuesta darnos cuenta. Por eso, te damos algunas pistas que te pueden ayudar con esto.

Hay una serie de señales que pueden mostrarnos que existe algún problema en nuestra visión. Si los detectamos, es importante acudir cuanto antes a hacernos un examen visual. Si no lo hacemos, podemos tener problemas más graves en el futuro y reducir nuestra calidad de vida.

Pero… ¿Cuáles son? En óptica Rola te contamos 5 señales que nos ayudan a saber si necesitamos gafas para cerca.

5 señales que nos ayudan a saber si necesitamos gafas para cerca

Dolores de cabeza:

No ver bien puede provocar dolores de cabeza en las sienes y en la frente. Se da de forma rutinaria, alargándose en el tiempo. Especialmente cuando pasamos mucho tiempo trabajando, leyendo… o con cualquier actividad que nos lleve a forzar la vista. Si cuando no haces este tipo de tareas el dolor desaparece, es muy probable que esté causado por una necesidad de llevar gafas.

Sensación de fatiga:

Notas los ojos cansados, rojos y/ con sensación de ardor. Te pican a menudo y sientes mucha fatiga. Esto se debe al sobre esfuerzo que estás haciendo para ver bien. Este síntoma, junto con los dolores de cabeza, es clave para detectarlo.

Forzar la vista:

Sientes que no ves algo bien, pero te esfuerzas por hacerlo. Entrecierras los ojos y parece que ves mejor. Esto ocurre porque al hacer este gesto, entra menos luz en ellos y vemos mejor los objetos. Pero, a largo plazo, no es una solución. Podría provocar cansancio y fatiga.

Visión borrosa:

No ves bien de cerca. Es decir, cuando tienes algún objeto a poca distancia, lo ves borroso. Especialmente las letras de los libros y otras cosas de pequeño tamaño. O notas que haces un esfuerzo extra en tareas como enhebrar una aguja.

Estiras los brazos:

Está muy ligada a la anterior. Por eso, suelen darse de forma conjunta. Como no vemos bien, estiramos los brazos de forma inconsciente. Es decir, tratamos de alejar el objeto para mejorar la visión que tenemos de él. Necesitamos hacerlo para distinguir qué pone en él. También puede ocurrir en el caso contrario, quizá necesitamos acércanos demasiado para verlo. Si mantenemos una distancia poco natural con un libro, una pantalla, la televisión y estamos “pegados” a ese objeto, no vemos de lejos. Echa un vistazo a tus brazos: ¿Están a una distancia normal o los estás alejando o acercando demasiado?

Necesito más luz:

Cuando estás leyendo, trabajando o estudiando sientes que te falta luz. La lámpara es la de siempre, pero ahora no ves bien. Necesitas más claridad para apreciar los detalles. Esto puede ser síntoma de una pérdida de la visión.

Si notas alguna de estas señales ¡seguramente necesites gafas! Pero, antes de acabar con dolores de cabeza, fatiga o estar forzando la vista, lo mejor es acudir a revisiones periódicas. Allí los profesionales detectarán a tiempo si necesitas gafas. Incluso si ya llevas gafas, puedes necesitar una revisión para cambiar tu graduación. Esta puede ir subiendo con el tiempo. En óptica Rola te animamos a venir a vernos como actitud preventiva Â¡Te ayudaremos con todo lo que necesites!